Los 7 errores que un Reseller debe evitar al hacer consultoría

Publicado hace 6 años por en Consejos

Hay una serie de errores comunes y simples que cualquier consultor “novato” debe tratar de evitar para poder desarrollar correctamente floreciente negocio de consultoría en materia de tecnología. Desde una falta de especialización clara hasta “retocar” demasiado su currículum. Los mejores consejos.

Cuando un Reseller se inicia en el negocio de la consultoría es muy importante que evite algunos errores comunes que pueden demorar, o arruinar el nacimiento de una nueva empresa. 

A continuación siete consejos que ofrece Gene Zaino, director de MBO Partners, una empresa norteamericana que se especializa, justamente, en ayudar a los “nuevos” consultores de tecnología en las fases iniciales de sus empresas.

1) Hay que evitar gastar en exceso
Es muy común que un consultor novato comience a invertir dinero de una manera no inteligente y poco rendidora para el futuro de su negocio. Desde invertir en una decoración innecesaria para la oficina hasta gastar equivocadamente un excesivo presupuesto en acciones de marketing.

2) No ser demasiado generalistas
En materia de consultoría la especialización es muy importante. Nadie puede saber todo, de todas las cosas y de todas las tecnologías; y mucho menos un consultor. Por eso es importante, desde el primer momento, definir claramente cuáles son los skills y competencias de los cuales hay que enfocarse y en cuales es conveniente de derivar un posible negocio a otro especialista.
“A la hora de contratar un consultor, los clientes quieren especialistas en una tecnología, no generalistas para todo”, es el lema que hay que seguir.

3) Ser entusiasta hasta en los detalles
Este punto trata sobre algo clave: la pasión por el trabajo. Mostrar que uno se entusiasma con la tarea que requiere el cliente es parte de lo que debe hacer un consultor exitoso. El consejo es no hay que exhibir ante el cliente un excesivo bajo perfil sino mostrarse entusiasmado, positivo y confiado.

4) Aprender a definir los trabajos en forma apropiada
Es muy fácil que en medio de un trabajo de consultoría un cliente proponga nuevos objetivos o tareas no relacionadas con lo oportunamente contratado. Hay que aprender a decir que no o completar el trabajo el final antes de acepatr y dedicarse a una nueva tarea.

5) Evitar hacer todo uno mismo
Aún un consultor que trabaja para sus clientes en una tarea muy específica debe saber distinguir sus habilidades centrales de ciertos detalles del trabajo. Y llegado el caso no debe dudar en subcontratar algunas de las tareas a otros proveedores de su confianza.

6) No salir a buscar negocios
Los consultores de tecnología raramente logran trabajos por avisos en los diarios o recibiendo llamadas telefónicas. La mayor parte de los contratos llegan por medio de contactos. Por lo tanto es muy importante ampliar los círculos donde uno se mueve social y profesionalmente y hay que romper con los circuitos profesionales donde sólo nos encontramos con colegas.

7) No exagerar el currículum personal y empresarial
La reputación es importante pero también es clave no exagerar, y mucho menos inventar, detalles del Curriculum que puedan hacer que un cliente se forme una idea errónea de nuestra experiencia. Porque si ese cliente descubre una “mentirita” toda nuestra reputación se cae y será imposible levantarla.


 

Dejar un comentario